Programas

Nuestro Trabajo
La Casa del Maestro trabaja para proteger a la generación presente de las influencias nocivas del mundo moderno, cuidando de que este, no sea un estilo de vida para los adolecentes y jóvenes. Es posible vivir en un mundo cambiante y creciente, sin perder quienes somos, sin perder nuestros sueños, sin perder la fe y obediencia a nuestro Dios. Haciendo una diferencia en la vida de quienes nos rodean.

¿Qué hacemos?
La duración del nuestro programa será por los 5 años del colegio y 2 años después siguiendo la preparatoria para la educación superior.

1. Discipulado integral (espiritual, físico, mental, y emocional). En un pueblo lejos de su familia y padres los jóvenes no encuentran personas de confianza. En esta parte La Casa del Maestro ofrece consejería y tutoría para ellos en medio de sus dificultades, dudas y triunfos.

2. Entrenamiento y talleres en varios temas:
*Cosmovisión
*Finanzas
*Español y quechua
*Ética
*Comunicación / locución
*Discipulado-básicos de la fé
*Higiénico-aseo-salud
*Mantenimiento de propiedad
*Estudios Biblícos-como estudiar y como enseñar
*Noviazgo
*Planificación

3. Orientación vocacional y entrenamiento en un oficio: Proveemos entrenamiento en varios oficios como carpintería, gasfitería, sastrería, cosmetología, gastronomía y computación. También los miembros de la iglesia enseñan sobre su vocación y dan oportunidades para ver el trabajo. Con nuevas destrezas los estudiantes son capaces de usar el dinero que ganan para pagar estudios adicionales.

4. Hogar para algunos. Nuestra esperanza es que los jóvenes crezcan como una familia. Cocinan y
estudian juntos. También pasan tiempo con los papás sustitutas. Ellos, por su parte como hijos, tienen la responsabilidad de asistir a la iglesia, sacar buenas notas, visitar a sus propias familias y vivir bajo las reglas de La Casa del Maestro.